Se ruega no alimentar a las esponjas


Placer para crecer.
Apuntes sobre el juego y el aprendizaje autogestionado desde el deseo

 

Llegan al mundo equipados con las mejores herramientas que se puede tener para aprender y desarrollarse, entre otros: el juego libre, el entusiasmo y el deseo de crecer.

Pero, a menudo, el desconocimiento de los mecanismos del aprendizaje y nuestra propia historia nos destinan a los adultos a cometer errores graves, algunos irreparables, en la relación con los niños, logrando cada vez una mayor desvitalización de la infancia.

Nuestro rol de nutridores y cuidadores de vidas no consiste en alimentar artificialmente a las esponjas ni estrujarlas para saber lo que llevan dentro, sino en proporcionarles el medio adecuado de desarrollo y dejar que vivan a su ritmo y apetencia.

 

Aprender será solo el efecto residual inevitable de todo ese HACER y PENSAR, y sobre todo, SENTIR cuando están inmersos en sus vidas... Sin emoción no hay aprendizaje que se integre. Se nos olvida con demasiada frecuencia que el placer es vital. No solo para el aprendizaje, sino para vivir: existir y tener energía vital que nos permita seguir construyéndonos a nosotros mismos.
 

Así que reflexionaremos sobre la importancia del placer y complacer en el proceso de aprendizaje, sobre la importancia de la alegría, de la emoción y del entusiasmo en todo proceso creativo.

 

resumen de la ponencia de Anna Dragow (I FORO de Educación Alternativa, Medellin 2015, CONANE Sao Paulo 2015)